Protector para las patas del caballo

Gracias a unos protectores para patas de caballos, cuidamos la salud de nuestro querido equino. Con un protector de presión los tendones y articulaciones sufren menos estrés. Podemos disfrutar durante más tiempo del deporte a caballo. Con unas buenas protecciones conseguimos practicar deporte de forma segura para el caballo y para nosotros.


Ofertas Especiales

¿Por qué comprar protectores de caballo?

Nuestro caballo es nuestro bien más preciado y para evitar que se lesiones o evitar que sufra golpes es necesario contar con una buena protección. Las extremidades del caballo, tanto manos como pies, tienen que estar bien protegidas. En esta tienda encontrarás protectores de trabajo para cuidar y proteger el caballo.

Tipos de protectores para caballo

Los protectores para patas de caballo se pueden clasificar atendiendo a distintos aspectos, uno de ellos sería según la actividad ecuestre que se va a desarrollar. Otra clasificación sería atendiendo a la zona que se quiere proteger. Incluso se puede llegar a diferenciar por distintos materiales de fabricación.

Según disciplina

En este caso, los protectores más comunes son los usados para la actividad de doma clásica y salto de obstáculos. Los protectores nos ayudan a evitar enganches con obstáculos, o lesiones por defectos de aplomo.  También se pueden usar protectores para carreras de caballos o raid y resistencia.

Según zona protegida

Existen protectores genéricos para proteger toda la pata del caballo, tanto la pata delantera, como la pata trasera del caballo. Otros protectores sin embargo, son específicos para proteger solo una zona de la pata del caballo.

Pero también podemos discernir entre diferentes categorías que protegen zonas específicas. Como los protectores de caballo para proteger los tendones tanto los delanteros como los traseros. Protectores para cuidar los menudillos. Protector de rodilla. Protector de cuartilla. Por otro lado tenemos las protecciones realizadas con vendajes que sirven para varias zonas.

Según el material de fabricación

De siempre los protectores para caballo de cuero han sido de los más usados. Los protectores suelen ser fabricados en cuero o con fieltro, en la zona interior incorporan algún material protector como una almohadilla o piel de borreguillo. El protector interior sirve para ajustarse a la fisionomía del caballo además de proporcionar calidez.

Hoy en día se ha dado entrada a nuevos materiales como el neopreno, caucho o la fibra de carbono. Algunos modelos incluyen gel en su interior como ayuda para aplicar frío de forma homogénea.

Protector para tendones

Lo ideal es que sean protectores flexibles, que tengan alta elasticidad pero que quede ajustado. Ofreciendo ventilación para que la piel pueda respirar. Para dar descanso a los caballos también existe un gel refrescante que ayuda a relajar al caballo.

Campana

La campana de equitación sirve para proteger el casco, corona y talones. Para comprar una campana protectora debemos fijarnos en que sea fácil de poner y quitar. Es importante también que sea fácil de lavar, debido a que es un protector que se ensucia mucho. Otra característica que debemos valorar es su peso, cuanto más ligera mejor.

Gracias a una protección de campana conseguimos una reducción de golpes , evitamos los enganches y roturas de cascos.

Protectores para menudillos

Proteger el menudillo es importante sobre todo en caballos de salto para evitar los choques. Es necesario que tengan ventilación y con un material interior cómodo que aporte amortiguación.

Vendas para caballos

Un juego de vendas para caballo es de gran utilidad para proteger las extremidades.  Tenemos que fijarnos que la venda de trabajo que sea algo elástica, para proporcionar sujeción pero a la vez comodidad gracias a la elasticidad.

La venda, como es lógico, se adapta perfectamente a la pata, proporcionan una excelente sujeción. Son muy útiles para caballos con la piel sensible. Es necesario conocer bien la técnica para vendar correctamente. El tiempo de colocación lógicamente es mayor que con un protector específico.

Protector de Cola de caballo

No solo es necesario proteger las patas del caballo, otras partes como la cola de caballo también pueden sufrir golpes. Por eso existen los protectores de colas para caballo, que suelen llevar acolchado.

¿Cómo elegir el mejor protector de caballo?

Elegir el mejor protector de caballo consiste en elegir el más adecuado atendiendo en primer lugar a la talla. Ni excesivamente pequeño, ni excesivamente grande. Un protector pequeño es contraproducente y solo puede provocar más dolor. Por contra, un protector grande tendrá holguras por donde puede entrar tierra y producir quemaduras por fricción.

El siguiente factor a tener en cuenta es la actividad hípica que se quiere desarrollar. Para practicar salto es mejor un protector rígido que proteja de manera firme. Para la doma se usan las vendas para cuidar el tendón.  Un buen diseño de ajuste también es muy importante, ya que es una zona que sufre mucho desgaste y se pueden romper.

El último factor para comprar un protector de caballo es, evidentemente, la zona que queremos proteger. Existen diseños específicos para proteger cada parte de la pata del caballo.